sábado, 14 de septiembre de 2013

Caribe colombiano: puerta a los paraísos andinos y amazónicos

San Andrés. Foto: Karen García

Artículo escrito por la bloguera invitada Karen García

El Caribe Colombiano, puerta principal a los paraísos andinos y amazónicos, es de los pocos que conservan su auténtica identidad.

Navegar en el Caribe es el paraíso, debido a su clima y serenidad; aunque pocos son todavía los que se atreven a llegar a las islas de Colombia; son pioneros, exploradores de un paraíso casi solitario desde los tiempos de los piratas, como Morgan. El turismo en las costas está en su auge de crecimiento, pero en las aguas es casi virgen; exceptuando a Cartagena y San Andrés, que se encuentran entre los destinos de vela en el Caribe más conocidos.

Cartagena. Foto: Karen García

Cartagena
Cartagena, una ciudad Patrimonio de la Humanidad, alberga en su interior un colorido banquete de historia, arte y arquitectura, que se difumina hacia el este para primero blanquearse y después aclararse en el azul del mar.

Los remotos confines de este mar, protegen a las islas de Providencia y San Andrés, donde se encuentra el 80% de la extensión de arrecifes coralinos del Caribe; segundo con mayor número de especies de coral en el mundo.

Foto: Karen García

Las islas de Providencia

Providencia es una tierra hermosa sin explotar, que además muestra vivamente cómo fue el Caribe de antaño. Tiene 5.000 habitantes, escasos turistas y apenas una docena de hoteles pequeños.

La ruta de una travesía en barco comienza por el embarcadero junto a Santa Isabel, para rodear la verde Santa Catalina y llegar, pasando por el colorido embarcadero de Crab Cay a Mac Bean Lagoon. En el camino estará el pirata Morgan, a quien inmortalizaron el viento y el mar tallando su cabeza en una piedra. Por obvias razones, sus aguas son un paraíso para el esnórquel y el buceo, y en tierra para adentrarse en la selva o disfrutar del reggae y las historias de piratas.

Las islas de San Andrés

San Andrés, con su mar de siete colores, es ideal para el ecoturismo, para bucear, disfrutar playas o, por fuerza, navegar. La isla alberga una peculiar cultura que se ha formado a través de siglos por colonos españoles, campesinos europeos, piratas ingleses y esclavos africanos que han dado origen a una coexistencia de variedad de lenguas y dialectos en un territorio de 26 km cuadrados.

Si no tiene un barco propio y desea navegar con la libertad de elegir sus destinos y tiempos, existen multitud de oportunidades para alquilar un barco en el Caribe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario