miércoles, 9 de diciembre de 2015

Bogotá y la lucha contra el cambio climático

Arco Iris sobre los Cerros Orientales de Bogotá. Foto: Jorge Bela
Arco Iris sobre los Cerros Orientales de Bogotá. Foto: Jorge Bela
Bogotá es una ciudad especialmente vulnerable a los efectos del cambio climático. Aunque no se pueden achacar directamente a éste fenómeno, los efectos del la "niña" en 2010-2011, y los actuales efectos del "niño" ilustran perfectamente estos riesgos. La niña trajo graves inundaciones a la sabana, con el desbordamiento del río Bogotá y la anegación de varios barrios capitalinos. El niño, por el contrario, está trayendo una fuerte sequía, que amenaza el ya precario abastecimiento de aguas de muchas zonas de Bogotá, y que está resultando en pérdidas cuantiosas en el sector agrícola, así como incendios en zonas de alto valor ecológico, como los Cerros Orientales. Por supuesto, el suministro eléctrico, en gran parte de origen hidráulico, también está en peligro.

La saliente administración de Gustavo Petro ubicó al cambio climático en el centro de su mandato de cuatro años. reforzando iniciativas de administraciones anteriores, y adoptando nuevas. Algunas de éstas son especialmente ambiciosas, como el proyecto de adecuación hidráulica del Río Bogotá. Les invito a leer el artículo que sobre este tema, y sobre la necesidad de dar continuidad a estas iniciativas, en URB.IM, uno de los portales de urbanismo más influyentes del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario