lunes, 14 de abril de 2014

De Támesis. Antioquia, a Buckingham: soñando un mundo más abierto, más cercano

Támesis, Antioquia
Ya lo he dicho antes: Támesis es un lugar en el que apetece estar. Perfectamente ubicado en el occidente de Antioquia, en una meseta a mil metros sobre el Cauca, tiene un clima insuperable. En el centro de su plaza hay una terraza con mesitas, que recuerda mucho a las de España, donde uno puede tomar cualquier cosa y ver como pasan los lugareños en sus quehaceres cotidianos, observar las inmensas rocas y cascadas que lo presiden, y todo ello sin que nadie le moleste. Allí tuve la ocasión de conocer a  mucha gente entrañable e interesante, como lo es Diego Echeverry, para quien el mundo no tiene fronteras, ni distancias, ni límite alguno que resista el poder de la imaginación.

Diego Echeverry. Foto: Jorge Bela
Desde muy joven, Diego decidió no conformarse con los hermosos confines urbanos de su municipio, y comenzó a escribir cartas a jefes de estado de países lejanos. Ante nada se detuvo: presidentes, reyes, emperadores, incluso sumos pontífices recibieron sus misivas selladas en Támesis, Antioquia. Uno puede imaginarse el respingo que darían algunos de ellos al recibir un mensaje tan respetuoso, tan pacífico, con tanta curiosidad, desde un pequeño pueblo ubicado en el corazón de una tierra sacudida por la violencia. Para ellos sería la primera pista del verdadero sentir colombiano, la primera ocasión de romper con los lugares comunes que eran tan frecuentes en aquellos años. Diego se había convertido, sin quererlo, en embajador de la paz en Colombia.

Támesis logró escapar, a fuerza de empeño, de gran parte de la violencia que desangró tantos lugares de Antioquia. Tal vez fuera este ambiente excepcional el que permitió que surgiera la voluntad de comunicación con el mundo de Diego. Desde el oriente antioqueño, una firme voluntad de abrirse al todos los paises, de que se supiera que esa región es hermosa, y que no desea permanecer encerrada en sí misma.

El mundo ha cambiado vertiginosamente desde que Diego comenzara a escribir, y a recibir incontables respuestas igualmente cordiales a su apertura. En Antioquía se ha avanzado de forma muy significativa hacia la paz, y Támesis ya recibe regularmente la visita de turistas colombianos y extranjeros. También las comunicaciones se han revolucionado irreversiblemente. Ahora ya es muy infrecuente el envío de cartas por el servicio postal, siendo mucho más preponderante el correo elcetrónico. También se han abierto nuevas posibilidades de comunicación,  como lo es la creación de blogs, que permiten a cualquiera con voluntad de hacerlo la posibilidad de una expresión constante y abierta.

Támesis, uno de mis pueblos favoritos en Colombia. Foto: Jorge Bela
A mi me gustaría muchísimo que Diego comenzara a escribir un blog. Podría empezar contando sus peripecias con el envío de cartas, y las hermosas respuestas que ha recibido. Pero también sería extraordinario que de forma regular utilizara su talento y su imaginación para narrar crónicas desde Támesis. Las cosas más cotidianas cobran un interés inesperado cuando son contadas con cariño. De esta forma puede ayudar a seguir dando a conocer a Támesis más allá de los confines de Antioquia, incluso de Colombia. Los destinatarios no serían ya los jefes de estado, sino nosotros, todos aquellos que amamos Colombia y queremos conocer mejor este gran país, y que sigue siendo un gran desconocido fuera de sus fronteras.

Fue un placer visitar Támesis, y tener la oportunidad de conocer a gente excepcional como Diego. Ojalá tenga pronto la ocasión de regresar.

NOTA: Como siempre hago, insisto en la conveniencia de contratar guías locales, salvo que se conozca muy bien la zona que se visita. En el caso de Támesis recomiendo la empresa que nos prestó guianza en nuestra visita, Eco Cartama. Nuestro viaje estuvo organizado por el Buró de Medellín y la Gobernación de Antioquia.


1 comentario:

  1. ¡Genial! Muchas gracias por sus palabras hacia Támesis y, por supuesto, a Diego Echeverri. Tendrá que comprobar que por algo se dice que Támesis es "La Tierra del Siempre Volver".
    Aclararía que no es en el Oriente de Antioquia y sí del Suroeste Antioqueño.
    Gracias.

    ResponderEliminar