martes, 19 de febrero de 2013

De parche por Salento

Solteritas y casadas en Salento. Foto: Jorge Bela
Salento los fines de semana es una verdadera maravilla. Sus calles habitualmente tranquilas se vuelven bulliciosas, llenas de visitantes y no solo de la región, sino de toda Colombia y del resto del mundo. No en vano este pequeño pueblo del Quindío es uno de los principales destinos turísticos del país. Muchas cosas son conocidas de Salento: sus pintorescos colores, las fincas cafeteras, el Valle de Cócora, el espectacular desnivel, (desde los 1.800 metros hasta los 4.800 y nieves perpetuas) el homenaje a una ciudad italiana de origen griego... pero lo que muchos visitantes extranjeros no saben es que basta cruzar unas palabras para lograr una sonrisa de los salentinos, y una breve conversación para hacer amigos. Como sucede en tantos lugares de Colombia, el secreto mejor guardado por Salento es su gente.

Asociación de Mujeres Unidas con Amor por Salento. Fotos: Jorge Bela
El fin de semana pasado estuve de parche en Salento con mis amigos Cata, Francesca, Diego, Matteo y Jesús. Estar en tan buena compañía no fue obstáculo para conocer un montón de gente que rápidamente se abrió a nosotros. Conocimos a las damas de la Asociación de Mujeres Unidas con Amor por Salento, que han abandonado las salas de sus hogares para reunirse a coser y vender sus artesanías en un hermoso local. 
Diego, Matteo, Cata, Francesca y Jesús,
 de parche por Salento
También conocimos a Mario, que vendía una galletas naranjas conocidas como solteritas, con una crema también naranja (aquí pueden ver la receta). Ana nos atendió en la cafetería Jesús Martín,  que para algunos sirve el mejor café en toda Colombia. Oscar pasó el día entero en el Mirador del Alto de la Cruz vendiendo una bebida caliente hecha a base de agua de jamaica, vino tinto, jengibre y panela, bastante popular con los turistas. Estuve cerca de una hora en el mirador, y si no le escuché cien veces ofreciendo su bebida, no le escuché ninguna, y cada vez repetía la lista de ingredientes con el mismo encanto seductor. Finalmente conocimos a Enrique y Luis, los propietarios del Hostal Ciudad de Segorbe, donde nos hospedamos, y que aunque ya han transcurrido cuatro años desde que inauguraron su local, conservan el mismo entusiasmo que sin duda tenían en los primeros días.

¿El mejor café de Colombia? Foto: Jorge Bela
No es la primera vez que visito Salento. Ya estuve allí hace casi exactamente dos años, pero es un lugar que uno no se cansa de visitar una y otra vez. Es un sitio al que estoy seguro de que volveré.

Oscar saluda a los lectores de Qué Pena con Usted. Foto: Jorge Bela



No hay comentarios:

Publicar un comentario