Que pena con Usted: El Museo del Estanquillo, o la urna de Monsiváis