miércoles, 3 de diciembre de 2014

NH Bogotá 93: el arte como forma de descanso

Marisa Martín en la azotea del NH Bogota 93. Foto: Jorge Bela
Marisa Martín en la azotea del NH Bogota 93. Foto: Jorge Bela
ARTBo, la feria de arte de Bogotá, ya es considerada por muchos la mas importante de América Latina, todo un indicador de la agitación que vive el mundo del arte en Colombia. Y no es solo el arte, todo parece que está a  punto de ebullición en la capital de Colombia, donde el crecimiento económico sostenido está trayendo una profunda transformación.  Basta repasar las cifras de viajeros que llegan al aeropuerto desde el extranjero para comprender que las cosas no son ni parecidas a cómo eran hace a penas seis o siete años. Las crecientes posibilidades de negocio y la apertura de nuevos destinos turísticos han provocado una auténtica avalancha de visitantes, que llenan los flamantes hoteles capitalinos, construidos especialmente para acogerlos.

En todo esto pensaba Marisa Martín, una arquitecta española afincada en Bogotá desde hace un par de años, cuando la conexión se hizo en su mente: ¿por qué no utilizar los amplios espacios de los establecimientos hoteleros para exponer arte? En una ocasión en la que estaba visitando la azotea del hotel NH 93 en relación a otro proyecto, le propuso a su gerente, David Lucas, la idea. Buen amante del arte, y con un estilo gestor creativo e innovador, David aceptó de inmediato. Unos meses mas tarde, con el patrocinio de NH, BBVA y La Séptima K, nació Planta y Media, ahora en pleno funcionamiento.
Arte en el hotel NH Bogota 93
Arte en el hotel NH Bogota 93. Foto: Jorge Bela

“La idea no es tan sorprendente,” me dijo Marisa en una prolongada entrevista. “A fin de cuentas, el arte es descanso. Muchos de los viajeros de negocios no tienen tiempo de desplazarse a los museos o galerías, y disfrutan de poder contemplar el arte sin tener que moverse del hotel.”  Para NH la idea es interesante también, pues permite ofrecer algo más a sus clientes, un valor adicional a su estancia, al tiempo que se estrechan lazos con la comunidad artística local. Para los artistas, la motivación es la exhibición de sus obras en un entorno diferente. Como la clientela del NH son principalmente personas de negocios, también existe una buena posibilidad de que compren una obra que les pueda interesar.

La primera exhibición fue del pintor español Javier Echenike, pero en el futuro los artistas serán colombianos. “Como la clientela es internacional, estamos buscando artistas cuya proyección ya se extienda mas allá de las fronteras de Colombia,” aclara Marisa. Pero los artistas deben estar interesados en exposiciones fuera de lo habitual, pues los espacios del hotel en nada se parecen a los de una galería, lo que supone un reto a la hora de montar las exposiciones – Marisa se encarga personalmente de la curadoría—pero también ofrece oportunidades. Ya hay seis artistas programados para el año 2015.

Marisa ya trabajó en su nativa España en iniciativas que buscan las sinergias entre la iniciativa privada y el mundo del arte: “lo mas difícil es romper los recelos iniciales,” me dijo.  NH solo pone una restricción: las obras expuestas no deben interferir en el correcto funcionamiento de las instalaciones. Fuera de eso, las posibilidades son realmente extraordinarias, aunque cada montaje es un reto técnico y creativo.

La exposición que se podrá ver en diciembre y enero es “Conversaciones de Jardín,” de la artista visual Diana Salcedo, en colaboración con Martha Hincapié Charry en la coreografía, Ana María Romano en la música y Natalia Esguerra en el diseño del vestuario. Consiste en fotografías y videos de un proyecto de Salcedo que, una vez concluido, tendrá la forma de largometraje y se titulará “Cartografías de un Amor.”

Desde aquí saludo la audacia y el trabajo en colaboración de Marisa, de los Hoteles NH y de los artistas participantes en el proyecto. Sin duda esta iniciativa dará que hablar en Bogotá, una ciudad abierta a todo lo innovador.

1 comentario: