Que pena con Usted: 1-3 a favor de Colombia: ¡al pelo!