jueves, 20 de diciembre de 2012

Restaurante La Escuela ¡ mi favorito en el centro de Bogotá!

Charlie Otero y su equipo en la cocina abierta de La Escuela.
Charlie Otero y su equipo en la cocina abierta de La Escuela. Foto:Jorge Bela
La semana pasada estuve almorzando en el largamente esperado restaurante de la Escuela Taller de Bogotá (calle 9 No. 8 – 71), y se ha convertido en mi favorito absoluto del centro. En el nombre no ha habido grandes sorpresas: han decidido llamarlo “La Escuela,” y en la decoración --  simple, luminosa y acogedora-- han seguido jugando con el tema, utilizando colores primarios, pizarras y elementos didácticos. La comida, siempre lo más importante en cualquier restaurante, es tradicional colombiana, con recetas recuperadas de todas las regiones. En una primera fase, según nos explicó el chef Charlie Otero, solo se han servido los platos tradicionales como menú único, pero esta semana ya tienen previsto incorporar algunas carnes y pescados a la plancha, y en un futuro próximo añadirán una carta convencional con varias opciones.

Cuchuco de trigo con espinazo
Cuchuco de trigo con espinazo. Foto:Jorge Bela
A nosotros nos tocó cuchuco con espinazo de trigo, un delicioso plato que yo no conocía. Consiste en una sopa elaborada a base de trigo troceado y semi-molido, al que se añaden carnes, en este caso espinazo. Cuchuco es una palabra de origen muisca que se refiere precisamente al cereal, y tradicionalmente ha sido un plato popular ya que al ser el remanente de la molienda su precio era muy económico. Es todo un acierto recuperar estos platos tradicionales, que ahora resultan sorprendentes y estimulantes para quienes nunca los conocieron. No cabe duda de que esta cocina con raíces históricas y populares constituye el mejor fundamento para la nueva cocina colombiana cuya ebullición se siente en todo Bogotá.
Gelatina de aromática
Gelatina de aromática

Arepa con hogao.
Arepa con hogao.

 Otros platos servidos en La Escuela son el puchero bogotano, el sancocho trifásico, el ajiaco santafereño o el mute santanderino. En la página de Facebook de la Escuela Taller suelen publicar el menú del día, o también se puede llamar por teléfono para comprobarlo y realizar la reserva: 2465833. Antes del plato principal nos sirvieron una perfecta arepa con hogao, y de postre una fresquísima gelatina con sabor a aromática.

Charlie Otero, chef de La Escuela.
Charlie Otero, chef de La Escuela. Foto: Jorge Bela
Charlie y su equipo, formado por egresados del Taller de Cocina, nos recibieron con extraordinaria amabilidad y simpatía. El restaurante La Escuela es un lugar al que apetece regresar una y otra vez. Y de paso, vale la pena visitar la panadería que está un portal más arriba, el lugar perfecto para tomar un café antes de regresar al incesante bullicio del centro histórico de Bogotá.

Restaurante La Escuela, calle 9 No. 8 – 71. Telf: 2465833.



No hay comentarios:

Publicar un comentario