domingo, 18 de noviembre de 2012

¡El Nuquí deslumbra en Bogotá!

Los Sabrosos del Nuqui. Foto: Jorge Bela Kindelán
 Josefina Klinger regresó la semana pasada a Bogotá, con una clara voluntad de conquista. Sus armas: un increíble grupo de danza infantil, un cuarteto musical: Los Sabrosos del Nuquí, comida deliciosa (albacora ahumada, arroz con marisco), pero sobre todo ideas, ideas con una fuerza inmensa: la minga, la mano cambiada, la recuperación de los valores ancestrales, y la mejora de la autopercepción –tanto la personal como la del territorio. Cualquier resistencia fue inútil, y la Ensenada de Utría es el lugar que más deseo conocer en Colombia en estos momentos.
Los niños devoran su primera hamburguesa en Bogotá. Foto: Jorge Bela Kindelán
Josefina solo terminó el bachillerato, pero ha obtenido más de un doctorado en la vida, y expresa sus ideas con una claridad meridiana. Muchos de los asistentes a su presentación nunca habíamos oído hablar de la minga, pero supimos que ha servido hasta para construir un aeropuerto. Minga, una palabra de origen quechua, es el trabajo voluntario realizado a favor de la comunidad, y así se construyó el aeropuerto de Nuquí. Mano Cambiada es el trueque de mano de obra, de conocimientos, de tiempo. “Como nunca he tenido plata, no me preocupa: la plata siempre llega de una forma u otra,” nos explicó Josefina. Espero poder visitar Nuquí en los próximos meses, y entonces describiré de primera mano toda la belleza y el interés ecológico de ese singular rincón de Colombia.
Josefina Klinger. Foto: Jorge Bela Kindelán

Para los niños esta era la primera vez de muchas cosas: viaje en avión, llegada a Bogotá, visita al palacio presidencial…Dani Meroño, el cocinero viajero, les invitó a un almuerzo en su restaurante Chamberí. Unánimemente pidieron hamburguesas, y se prepararon unas de excelente calidad: tenían que estar bien alimentados para los bailes esa noche y la siguiente. A pesar de la altura, el soroche y el mareo de tanto viaje en furgoneta, los bailes fueron espectaculares.

Los niños bailando. Foto: Jorge Bela Kindelán
La organización comunitaria Mano Cambiada se fundó en 2006, en el Nuquí, y busca establecer relaciones horizontales con todo tipo de asociados, siempre buscando la forma de hacer crecer el ecoturismo,  el biocomercio y los mercados verdes, conservado y potenciando al tiempo las tradiciones ancestrales de la región. Desde el 2008 gestionan el Parque Nacional Natural Utría, gracias a un concurso público que ganaron en esa fecha y que ya ha sido renovado por otros diez años.
Los niños bailando. Foto: Jorge Bela Kindelán



No hay comentarios:

Publicar un comentario