martes, 8 de julio de 2014

Colombia prohibida: destinos a donde no se puede -- o no se debe -- ir (1)

La Laguna de la Plaza. Foto: Jorge Bela
Colombia tiene muchísimos lugares extraordinarios que visitar. La mayoría de ellos son prácticamente desconocidos fuera de sus fronteras, y, si me apuran, muchos lo son también entre los propios colombianos. Esta circunstancia, probablemente efímera, permite conocer casi en soledad destinos que en otros países estarían abarrotados de turistas. La soledad es precisamente uno de los mayores lujos de viajar por Colombia, y lo que convierte al país probablemente en el más atractivo de américa latina para turistas que no busquen confort, grandes hoteles, o un servicio sofisticado. Para ellos ya hay resorts y lugares maravillosos en otros países, que podrán disfrutar en la feliz compañía de muchos otros viajeros.
Valle de los Cojines. Foto: Jorge Bela
La soledad y el desconocimiento son fruto, principalmente, de dos factores: la accidentada geografía del país -- Colombia está atravesada por nada menos que tres cordilleras descomunales -- y los sucesivos conflictos armados que han desaconsejado el turismo por amplios sectores del país. Los conflictos aún siguen vivos, esperemos que por poco tiempo, pero castigan a una extensión geográfica mucho menor. Esto ha permitido abrir destinos increíbles, como Caño Cristales, cerrados hasta hace relativamente poco tiempo. También avanza, aunque a paso muy lento, la construcción de nuevas infraestructuras que faciliten el transporte, acortando los tiempos de desplazamiento y abaratando los en muchas ocasiones exagerados precios.
Cojín en el PNN El Cocuy. Foto: Jorge Bela
Aún así, hay muchos lugares aún inaccesibles para los turistas. En algunos la barrera siguen los problemas de seguridad, derivados de los conflictos armados o de la delincuencia común. En otros casos hay restricciones administrativas, impuestas por motivos de conservación del patrimonio ecológico o histórico. En otros, resulta muy difícil o excesivamente costoso llegar, pues los operadores de transporte no los ofrecen o los cobran a precios prohibitivos.
Boquerón "El Castillo". Foto: Jorge Bela
Sin embargo, varios de estos destinos son tan hermosos que ejercen una especial fascinación hacia algunos visitantes, que deciden desafiar las leyes del país y las de la lógica, y adentrarse en ellos. No son pocos los que han pagado un precio demasiado elevado por hacerlo. Obviamente, mi recomendación es meridianamente clara: es una pésima idea adentrarse en lugares inseguros (mas adelante me referiré a algunos casos concretos). Tampoco es, desde luego,  buena idea desobedecer las leyes locales. En Colombia hay muchísimos lugares increíbles que se pueden visitar legalmente y con seguridad.
Último punto al que se puede llegar. Ya no se puede "seguir más." 
1. La Vuelta a la Sierra de El Cocuy

La lista tiene que ir necesariamente encabezada por el lugar que yo mas siento no poder visitar: el costado oriental del PNN de El Cocuy y Güican. Ya he contado en varias ocasiones como la caminata circular conocida como la Vuelta a la Sierra es la mas hermosa que he hecho en mi vida. Sus imponentes boquerones, las incontables lagunas y una variedad inimaginable de paisajes convierten a esta dura caminata de 5 días y 4 noches en una experiencia inolvidable. Y, por supuesto, el Valle de los Cojines, uno de los lugares mas hermosos del planeta, nos aguarda al tercer día.
Zona oriental de ls sierra, ahora prohibida a los visitantes. Foto: Jorge Bela
Sin embargo, la autoridad a cargo de los PNN ha prohibido el acceso a toda esta zona. La prohibición se basa en dos razones: un exceso puntual de visitantes estaba poniendo en peligro el frágil ecosistema de alta montaña, y en la caminata se atraviesan terrenos de los U’wa, que reclamaban fueran protegidos por su carácter sagrado. Yo he escrito anteriormente que la medida me parece exagerada, y confío que en un plazo no muy lejano se pueda acomodar las inquietudes ecológicas y de los U’wa, y se pueda reabrir esta majestuosa zona de Colombia. Entre tanto, hay sobrados lugares en el PNN de El Cocuy y el Güican donde se puede disfrutar legalmente de los nevados colombianos.

(La continuación se puede leer aquí)

3 comentarios:

  1. Interesantes entradas, prometo leerlas todas.

    Un saludo,

    Connie

    ResponderEliminar
  2. Si Colombia pudiera acabar con la guerilla y los grupos que hacen secuestros, podrian convertir al pais en un destino de ecoturismo MAS popular que Costa Rica. Voy a Colombia por segunda vez y siento que todavia hay mucho miedo por la precensia de grupos militares (ladrones y criminales). De todos modos se que voy a disfrutar de los viajes dentro de Colombia. Gracias por el articulo! Un saludo de Canada.

    ResponderEliminar